Google+ EL BLOG DE ARAHAL: DE PLAGAS DE PALOMAS, DE ALBERO Y PROBLEMILLAS DE SALUD.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

DE PLAGAS DE PALOMAS, DE ALBERO Y PROBLEMILLAS DE SALUD.

Carlos Lobato. Como la mayoría de los habitantes de nuestro pueblo sabrá, la plaza de la Corredera es un ejemplo típico de plaza de albero, con los márgenes enlosados, con vegetación arbórea en los arriates que la rodean, con bancos alternados entre ellos y con la típica bandada de palomas correspondiente.

Albero de la Plaza de la Corredera

En el post en el que pedíamos la opinión de la gente sobre la plaza de la Corredera, se produjo un intercambio de comentarios sobre la conveniencia de enlosar la plaza o dejar el tradicional albero, entre los cuales se encontraba mi propia opinión:

"Enlosada (y si puede ser con ornamentación mejor). No es que no me guste el tradicional albero, pero preferiría no tener que respirar los excrementos de las palomas que se van mezclando poco a poco..."

Entre los comentarios que surgieron después había algunos detractores de este tipo de plaza más, pero también algunos defensores del tradicional albero, como mi amigo Adrián:

"Yo abogo por seguir con la plaza de albero...dejemos que los niños corran...y se ensucien.
Ahora le estaban poniendo macetones que tampoco se que pintan en medio de la plaza."

Debido a esto, pensé en seguir argumentando en los comentarios mi oposición al albero, pero para no extenderme mucho en ellos decidí mejor hacer una entrada al respecto, aunque la verdad he tardado bastante en terminarla... Y aquí la tenéis.

Lo primero será conocer algo más sobre el albero, del cual no hay mucha información en la red. Pero siempre algo se encuentra.

El albero es un material sedimentario, de origen orgánico y de color amarillento-anaranjado, que se obtiene de un tipo de roca caliza, la caliza nummulítica, que procede de los restos de conchas de nummulites, un tipo de protozoos foraminíferos , con una concha de calcita, aragonito y raramente sílice, procedente de la zona de los Alcores, aunque también se puede encontrar en la cuenca del río Amarillo en China.

Se podría pensar que al igual que ocurre con algunos tipos de arenas, ricos en sílice, la exposición prolongada al albero y su consecuente respiración podría provocar silicosis, una grave enfermedad crónica e irreversible que afecta a profesionales que trabajan con este material, por ejemplo en la metalúrgica, cerámica, minería, mármol, vídrio..., pero por esa parte podemos estar tranquilos, puesto que, como comenté en el párrafo anterior, la sílice es un elemento que raramente aparece en el albero o está en cantidades mínimas.

Pero hay otro problema y viene dado por uno de los elementos biológicos de la plaza y me refiero a las palomas, ya que son unas aves que se han convertido en las últimas décadas en una plaga urbana en nuestros pueblos y ciudades. A pesar de su apariencia más o menos agradable y su buena reputación (paloma de la paz, palomas mensajeras, palomas de dibujos animados...), son una plaga más, como pueden ser las cucarachas, las ratas o las termitas.


Palomas en la Plaza de la Corredera

Las palomas que hay en la plaza de la Corredera pertenecen a la especie Columbia livia domestica, una subespecie procedente de las palomas bravías domesticadas. La domesticación se llevó a cabo por el hombre hace cientos de años, pero hoy en día éstas viven en estado semisalvaje en nuestros pueblos y ciudades.

Antes de continuar me gustaría dejar claro, que el problema del que hablo NO es grave ni quiero crear alarmas innecesarias, simplemente pretendo informar de una pequeña cuestión que se plantea con la unión de estos dos elementos de los que estamos hablando: albero + palomas.

Palomas en la Plaza de la Corredera

El excremento de las palomas se va mezclando poco a poco con el albero y pasa a formar parte de éste, ya que es difícil de limpiar, sin eliminar también el albero, lo cuál supone que cuando se levanta polvo y este queda en suspensión en el ambiente, puede pasar a nuestros pulmones, tanto el material arenoso, como las deposiciones de las palomas. Y entrar en contacto con excrementos de palomas puede representar un pequeño riesgo para la salud. Existe controversia respecto a la cantidad de enfermedades que la paloma puede transmitir a los humanos, pero más o menos podemos hablar de que existen unas 30 enfermedades transmisibles desde estas aves a nosotros, y unas 10 transmisibles a otros animales domésticos. En términos de salud pública, las zoonosis de mayor importancia son criptococosis, aspergilosis, salmonelosis, listeriosis y estafilococosis, que pueden ser transmitidas a través del aire o de sus excrementos. Otras tres enfermedades un poco más extrañas asociadas con los excrementos de las palomas son: histoplasmosis, criptococosis y psitacosis:

- La histoplasmosis es una enfermedad causada por un hongo que crece en los excrementos de las palomas, que puede pasar a nuestro sistema respiratorio, aunque solo en casos de alta exposición puede causar infección.
Los síntomas de la histoplasmosis empiezan a aparecer aproximadamente 10 días después de la infección inicial e incluyen fatiga, fiebre y dolor en el pecho. La mayoría de las personas, sin embargo, no muestran ningún síntoma. Las personas inmunodeprimidas sí corren más riesgo de padecer los síntomas. Y cabe decir que la enfermedad no se puede transmitir de persona a persona.

- La criptococosis es otra enfermedad por hongos asociada con los excrementos de las palomas, aunque también es muy poco probable que las personas sanas resulten infectadas aún a niveles altos de exposición, pero, como en el caso anterior, hay un riesgo importante de infección por tener el sistema inmunológico debilitado.

- La psitacosis (también conocida como ornitosis o fiebre del loro) es una rara enfermedad infecciosa, producida por bacterias, que afecta principalmente a loros, cacatúas y periquitos, pero también puede afectar a otras aves, tales como las palomas. Cuando los excrementos de estas aves se secan y son transportados por el aire pueden ser inhalados por las personas y enfermar. En los humanos, esta enfermedad bacteriana se caracteriza por fatiga, fiebre, dolor de cabeza, sarpullido, escalofríos y a veces neumonía. Los síntomas se presentan aproximadamente 10 días después de la exposición y su tratamiento consiste simplemente un antibiótico común. Las personas con mayor riesgo de contagio son dueños de aves, empleados de tiendas de mascotas, veterinarios, y personas con sistemas inmunológicos debilitados.

Marta persiguiendo a las palomas en la Corredera

A pesar de todo esto, yo soy el primero que seguiré llevando a mi pequeña a la plaza de la Corredera a que corra y juegue con otros niños, y yo mismo me sentaré allí para acompañarla, pero intentaré que se ensucie, toque o respire la mínima cantidad de albero posible, mientras sigan campando a sus anchas por allí, las simpáticas y adorables palomas...

Marta con las palomas al fondo.

---------------------
Fuente de las imágenes:

- La Ciencia de la Vida.

---------------------
Fuentes:

- Wikipedia.
- Educared.
- Noticias Educared.
- NYC Health.
- Fueraplagas.
- Scielo.
- Ingeniero ambiental.
Publicar un comentario