Google+ EL BLOG DE ARAHAL: ¿Se están extinguiendo las abejas?

miércoles, 27 de febrero de 2013

¿Se están extinguiendo las abejas?


No lo sabemos.

Para la pregunta que titula esta entrada, la verdad es que no tengo respuesta. Solo pretendo dar a conocer brevemente los datos que manejamos actualmente sobre este interesante tema.

Las abejas, Apis mellifera, son unos insectos del orden Himenópteros, que desde hace mucho tiempo han ayudado a nuestra especie proporcionando miel, jalea real, ceras y otras sustancias importantes para nuestro consumo, pero sobre todo, su principal importancia radica en su papel como polinizadoras, ya que muchísimas plantas de nuestro planeta dependen para reproducirse de estos pequeños artrópodos trabajadores.


En los últimos años se vienen detectando en colmenas de todo el mundo la muerte y desaparición de muchos ejemplares de abejas, por lo que se le ha dado a este problema el nombre de Problema de colapso de las colmenas (o Colony Collapse Disorder, CCD). Y cuando los apicultores de todo el planeta han dado el aviso, la comunidad científica se ha puesto manos a la obra para intentar descubrir qué o quién causa esta elevada mortandad en las abejas.

Tras muchas investigaciones se ha descartado que los pesticidas y plaguicidas que se usan en los cultivos actuales sean los principales causantes de estas muertes, aunque, evidentemente, también afectan a estos insectos, como a otros. Se han detectado hongos y virus que debilitan el sistema inmune de las abejas haciendo que estas sufran desorientaciones y padezcan enfermedades que las llevan a la muerte, pero tampoco está nada claro que estos microorganismos sean los causantes de la desaparición de tantas abejas en el mundo. También se habla de malnutrición debido a los monocultivos, que hacen que la dieta de estos insectos sea pobre y poco variada lo que las lleva a debilitarse y a ser menos resistentes a los cambios, pero por si sola tampoco es una explicación válida para el problema del colapso de las colmenas. Lo más probable es que todo se deba a una combinación de todos los factores anteriores, antes lo cual la solución no es fácil, aunque ya se están buscando soluciones para curar las enfermedades que el virus produce a las abejas y para intentar frenar el avance de este problema.
Debido a todo esto, muchos ecologistas han puesto el grito en el cielo y lo han aprovechado para declarar la guerra a los pesticidas, a todos los pesticidas, con el problema alimentario mundial que esto acarrearía; y pintan un mundo apocalíptico dentro de no muchos años (sobre 2035...), en el que la extinción de las abejas llevaría a la desaparición de muchas especies asociadas a estas, tanto animales que se alimentan de ellas, como de vegetales cuya polinización dejaría de producirse. La primavera llena de coloridas flores dejaría de ser tan colorida, y la mayoría de frutas, frutos secos y otros alimentos que son habituales hoy en día dejarían de aparecer en nuestras mesas...
Bajo mi modesta opinión, creo que el tema es preocupante, ya que sería una verdadera pena que desapareciera de nuestro planeta una especie tan emblemática como la Apis melifera, pero no está de mas recordar que existen unas 20000 especies de abejas conocidas, y probablemente más que aún desconocemos, siendo la mayoría de ellas también polinizadoras. Sobre si sería catastrófica o no la desaparición de las abejas, pues no lo sabemos, pero la historia de la vida en nuestro planeta nos demuestra que las especies se extinguen y desaparecen, y otras nuevas evolucionan a partir de las existentes, aprovechando los nichos ecológicos que las extintas dejan. Creo que nuestro punto de vista antropocéntrico y egoísta de que el planeta nos pertenece, nos hace olvidar muchas veces que no somos más que una especie más de las muchísimas que habitamos en la Tierra, y creemos que todo gira en torno a nosotros, cuando no es así. Es cierto que nuestra influencia en el medio, transformándolo, es bastante fuerte, y seguramente que tengamos algo o bastante que ver en la desaparición de las abejas, pero también es posible que sea un proceso natural que nada tiene que ver con nuestra especie. Además, también es importante tener en cuenta la existencia de otros insectos polinizadores, como las mariposas, y sobre todo, más que llevarnos las manos a la cabeza, por lo que pueda llegar a pasar, opino que lo más importante es hacer todo lo posible para conservar en el mejor estado posible nuestro planeta, aunque sea desde el punto de vista egoísta que mencionaba antes, ya que es nuestro hogar, y por ahora, no tenemos otro.

---------------
Información relacionada:

Quo.
El silencio de las abejas. National Geographic.

--------------
Entrada publicada también en Arahal información.
Publicar un comentario